Home
Links De interés
    PRODUCTOS:
/ /
  « volver
Productos Genéricos
 

Ficha técnica

ENALAPRIL APHAR EFG

1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO
ENALAPRIL APHAR 5 mg comprimidos EFG
ENALAPRIL APHAR 20 mg comprimidos EFG

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA
ENALAPRIL APHAR 5 mg comprimidos EFG
Enalapril (DOE) maleato, 5 mg

ENALAPRIL APHAR 20 mg comprimidos EFG
Enalapril (DOE) maleato, 20 mg

3. FORMA FARMACEUTICA
Comprimidos.

4. DATOS CLÍNICOS
4.1. Indicaciones terapéuticas
Todos los grados de hipertensión arterial esencial.
Hipertensión renovascular.
Todos los grados de insuficiencia cardíaca.
Prevención de la insuficiencia cardíaca sintomática: en los pacientes con disfunción ventricular izquierda asintomática, enalapril está indicado para retardar el desarrollo de la insuficiencia cardíaca sintomática en pacientes con fracción de eyección inferior o igual al 35 %.

4.2. Posología y forma de administración
Como la absorción de enalapril no es afectada por la presencia de alimentos en el estomago, los comprimidos se pueden administrar antes, durante o después de las comidas.

Hipertensión esencial:
La dosificación inicial es de 10 a 20 mg diarios, según el grado de hipertensión en una sola dosis al día. La dosis inicial recomendada es de 10 mg/día en la hipertensión leve y 20 mg/día en los demás grados de hipertensión. La dosis de mantenimiento usual es de un comprimido de 20 mg, una vez al día. Se debe ajustar la dosis según las necesidades de cada paciente, hasta un máximo de 40 mg/día.

Hipertensión renovascular:
Dado que la presión arterial y la función renal de estos pacientes pueden ser particularmente sensibles a la inhibición de la enzima de conversión de angiotensina (ECA), el tratamiento se debe iniciar con una dosis más baja (por ejemplo, 5 mg o menos). Después, se debe ajustar la dosis de acuerdo con las necesidades del paciente. Es de esperarse que la mayoría de los pacientes respondan a una dosis de un comprimido de 20 mg una vez al día. Se recomienda tener precaución con los pacientes que hayan sido tratados recientemente con diuréticos (ver el párrafo siguiente).

Tratamiento concomitante con diuréticos en la hipertensión arterial:
Pueden, aparecer síntomas de hipotensión tras la primera dosis de enalapril, sobre todo en pacientes que están tomando diuréticos. Por lo tanto, se recomienda tener precaución, pues estos pacientes pueden tener disminución del volumen circulante o déficit de sal. Se debe suspender la administración del diurético dos o tres días antes de iniciar el tratamiento con enalapril. Si esto no es posible, se debe empezar con una dosis baja de enalapril (5 mg o menos) para determinar su efecto inicial sobre la presión arterial, y después se debe ajustar la dosificación según las necesidades de cada paciente.

Insuficiencia renal:
en general si existe insuficiencia renal se deben prolongar los intervalos entre las dosis de enalapril y/o se debe reducir la dosificación.

Función renal Aclaramiento de creatinina Dosificación inicial

Deterioro leve < 80 > 30 ml/min. 5 mg/día
Deterioro moderado 30 > 10 ml/min. 2,5 mg/día
Deterioro intenso 10 ml/min 2,5 mg los días de diálisis*
(normalmente estos
pacientes estarán bajo diálisis)

*El enalaprilato es dializable. Los días que no se haga diálisis se debe ajustar la dosificación a la respuesta de la presión arterial del paciente.

Insuficiencia cardíaca, disfunción ventricular izquierda asintomática:
la dosis inicial en estos pacientes con insuficiencia cardíaca sintomática o disfunción ventricular izquierda asintomática es de 2,5 mg y se debe administrar bajo estrecha supervisión médica para determinar el efecto inicial sobre la presión arterial. Si al iniciar el tratamiento con enalapril en la insuficiencia cardíaca no ocurre hipotensión sintomática, o después de controlar ésta eficazmente, se debe aumentar la dosis gradualmente hasta la usual de mantenimiento de 20 mg/día, en una o en dos dosis al día, según la tolerancia del paciente.

Este ajuste de la dosificación se puede realizar en un período de dos a cuatro semanas, o más rápidamente si así lo requiere la presencia de síntomas y signos residuales de insuficiencia cardíaca. En pacientes con insuficiencia cardíaca sintomática este régimen de dosificación fue eficaz para disminuir la mortalidad.

Se deben vigilar cuidadosamente la presión arterial y la función renal antes y después de iniciar el tratamiento con enalapril (ver Precauciones), porque ha habido casos de hipotensión y, más raramente, de insuficiencia subsecuente. En pacientes que estén siendo tratados con diuréticos, si es posible, se debe disminuir la dosificación de estos antes de iniciar el tratamiento con enalapril. La aparición de hipotensión al administrar la primera dosis de enalapril no significa que volverá a aparecer durante el tratamiento prolongado, y no impide el uso continuado del medicamento. También se debe vigilar el potasio sérico (ver Interacciones).

4.3. Contraindicaciones
Enalapril esta contraindicado en pacientes hipersensibles a cualquiera de los componentes de este producto o con antecedentes de edema angioneurótico relacionado con la administración de un IECA.

Enalapril no ha sido estudiado en niños y no está indicado en menores de 14 años.

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo

Hipotensión sintomática:
Los síntomas de hipotensión han sido raros en pacientes con hipertensión no complicada tratados con enalapril. La hipotensión es más probable si el paciente tiene disminuido el volumen circulante debido, por ejemplo, a tratamiento previo con diuréticos, restricción de la ingestión de sal, diálisis, diarrea o vómito (ver Interacciones y Efectos adversos). En los pacientes con insuficiencia cardíaca, con o sin insuficiencia renal asociada, se ha observado hipotensión sintomática, la cual es más probable en aquellos pacientes con mayores grados de insuficiencia cardíaca, que reciben dosis altas de diuréticos de asa y tienen hiponatremia o deterioro de la función renal. Se debe vigilar cuidadosamente a estos pacientes tanto al iniciar el tratamiento como cada vez que se ajuste la dosificación de enalapril y/o del diurético. Consideraciones similares pueden ser aplicables a pacientes con cardiopatía isquémica o enfermedad cerebrovascular, en los que una disminución excesiva de la presión arterial podría ocasionar un infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular.

Si se produce hipotensión se debe poner al paciente en decúbito y, si es necesario, se le debe administrar una solución salina isotónica por vía intravenosa. Una respuesta hipotensiva pasajera no constituye una contraindicación para continuar el tratamiento con enalapril, generalmente sin ninguna dificultad, una vez que se han restablecido el volumen circulante y la presión arterial.

En algunos pacientes con insuficiencia cardíaca y presión arterial normal o baja, enalapril puede ocasionar un descenso adicional de la presión. Este efecto es previsible y generalmente no obliga a interrumpir el tratamiento. Si aparecen síntomas de hipotensión, puede ser necesario disminuir la dosificación y/o suspender la administración del diurético y/o enalapril.

Deterioro de la función renal:
En algunos pacientes, la aparición de hipotensión al iniciar el tratamiento con un IECA puede deteriorar algo más la función renal. En estas circunstancias, se han observado casos de insuficiencia renal aguda, generalmente reversible.

Los pacientes con insuficiencia renal pueden necesitar dosis menores y/o menos frecuentes de enalapril (ver Posología). En algunos pacientes con estenosis bilateral de las arterias renales o estenosis de la arteria de un riñón único, se han observado aumentos de la urea sanguínea y de la creatinina sérica que han cesado al suspender el tratamiento. Estos aumentos son más probables en pacientes con insuficiencia renal.

Algunos pacientes sin indicios de enfermedad renal preexistente han presentado aumentos generalmente leves y transitorios de la urea sanguínea y de la creatinina sérica cuando se les ha administrado enalapril al mismo tiempo que un diurético. En estos casos puede ser necesario disminuir la dosificación y/o suspender la administración del diurético y/o de enalapril.

Hipersensibilidad y edema angioneurótico:
En raros casos, ha aparecido edema angioneurótico de la cara, extremidades, labios, lengua, glotis y/o laringe en pacientes tratados con un IECA, incluyendo enalapril. Esto puede suceder en cualquier momento durante el tratamiento. En estos casos, se debe suspender de inmediato la administración de enalapril y vigilar adecuadamente al paciente hasta asegurarse de que los síntomas han cedido por completo. Cuando el edema se ha limitado a la cara y los labios, generalmente cede sin ningún tratamiento, aunque la administración de antihistamínicos ha sido útil para aliviar los síntomas.
El edema angioneurótico de la laringe puede ser mortal. Si el edema afecta a la lengua, la glotis o la laringe puede llegar a provocar la obstrucción respiratoria, por lo que se debe administrar rápidamente el tratamiento apropiado, como solución de adrenalina al 1: 1.000 (0,3 a 0,5 ml) por vía subcutánea.
Los pacientes con antecedentes de edema angioneurótico por otras causas pueden hallarse en mayor riesgo de presentarlo al ser tratados con un IECA (ver Contraindicaciones).

Reacciones anafilactoides durante la desensibilización a himenópteros:
Raramente, pacientes que han recibido IECAs durante la desensibilización con veneno de himenópteros han sufrido reacciones anafilactoides que han puesto en peligro su vida. Estas reacciones se evitaron suspendiendo temporalmente la administración del IECA antes de cada dosis de desensibilización.

Han sido comunicadas reacciones anafilactoides en pacientes dializados con membranas de alto flujo (v.g AN 69R) y tratados concomitantemente con IECA. En estos pacientes debe considerarse el uso de diferentes tipos de membrana de diálisis o diferente clase de agentes antihipertensivos.

Cirugía y anestesia:
En los pacientes sometidos a operaciones de cirugía mayor o durante la anestesia con agentes que provocan hipotensión, enalapril bloquea la formación de angiotensina II inducida por la liberación compensadora de renina. En estos casos, si se produce hipotensión y se considera que es debida a ese mecanismo, se puede corregir aumentando el volumen plasmático.

4.5. Interacciones con otros medicamentos y otras formas de interacción

Antihipertensivos
Cuando se emplea enalapril al mismo tiempo que otro agente antihipertensivo puede producirse un efecto aditivo.

Potasio sérico
En los ensayos clínicos, generalmente el potasio sérico se mantuvo dentro de los límites normales. En pacientes hipertensos tratados con enalapril solo, por períodos de hasta 48 semanas, se observaron aumentos del potasio sérico de aproximadamente 0,2 mEq/l en promedio, y en los que recibieron enalapril más un diurético tiacídico generalmente el efecto del enalapril atenuó la pérdida de potasio causada por el diurético.

Si se asocia a un diurético que provoca pérdida de potasio, enalapril puede mejorar la hipopotasemia inducida por esta último.

Los factores de riesgo para el desarrollo de hiperpotasemia incluyen insuficiencia renal, diabetes mellitus, y uso concomitante de diuréticos ahorradores de potasio (como espironolactona, triamtereno o amilorida), suplementos de potasio o sustitutos de la sal que contengan potasio.

El uso de suplementos de potasio, diuréticos ahorradores de potasio o sustitutos de la sal que contienen potasio puede aumentar considerablemente el potasio sérico, particularmente en pacientes con deterioro de la función renal.

Si se considera conveniente emplear al mismo tiempo alguno de estos medicamentos, se debe hacer con precaución y vigilando con frecuencia el potasio sérico.

Litio:
Como sucede con otros medicamentos que aumentan la eliminación de sodio, enalapril puede disminuir la depuración de litio. Por lo tanto, si se administran al mismo tiempo sales de litio, se deben vigilar cuidadosamente las concentraciones de litio en el suero.

4.6. Embarazo y lactancia
Embarazo:
El uso de enalapril durante el embarazo no está recomendado. Enalapril debe ser suspendido tan pronto como sea posible cuando el embarazo sea detectado, a menos que se considere indispensable para salvar la vida de la madre.

Los IECA pueden causar morbilidad y mortalidad fetal y neonatal cuando son administrados a embarazadas durante el segundo y tercer trimestre del embarazo.

El uso de IECA durante este periodo ha sido asociado con daño fetal y neonatal incluyendo hipotensión, insuficiencia renal, hiperpotasemia y/o hipoplasia craneal en el recién nacido. Oligohidramnios, que representa probablemente una disminución de la función renal del feto, ha ocurrido y puede ocasionar contracturas de las extremidades inferiores, deformaciones craneofaciales y desarrollo hipoplásico pulmonar.

Si se usara enalapril, la paciente deberá ser informada sobre el riesgo potencial para el feto. Estos efectos adversos sobre el embrión y el feto no parecen ser el resultado de la exposición intrauterina a los IECA, limitada al primer trimestre del embarazo.

En los raros casos en los que se administre un IECA durante el embarazo es esencial realizar exámenes seriados con ultrasonidos para evaluar el medio intraamniótico. Si se detectara oligohidramnios enalapril debe suspenderse, a menos que se considere indispensable para salvar la vida de la madre. No obstante, médicos y pacientes deben ser advertidos que el oligohidramnios puede no aparecer hasta que el feto padezca daño irreversible.

Los niños de madres que hayan tomado enalapril deben ser observados estrechamente en relación a hipotensión, oliguria e hiperpotasemia. Enalapril, que atraviesa la barrera placentaria, ha sido extraído de la circulación neonatal mediante diálisis peritoneal con algún beneficio clínico y, teóricamente, puede ser extraído por exanguinotransfusión.

Lactancia:
Enalapril y enalaprilato son excretados con la leche humana en muy pequeñas cantidades. Se debe tener precaución si se administra enalapril a una madre lactante.

4.7. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinaria
Al inicio del tratamiento pueden aparecer síntomas de fatiga y somnolencia o sensación de inestabilidad. Por lo tanto es conveniente que no se realicen tareas que requieran especial atención (conducir automóviles, manejar maquinaria peligrosa, etc.) hasta que la respuesta al medicamento sea satisfactoria.

4.8. Reacciones adversas
Enalapril ha demostrado ser generalmente bien tolerado. En los estudios clínicos, la frecuencia global de efectos indeseables no fue mayor con enalapril que con un placebo. En su mayoría, dichos efectos han sido leves y pasajeros y no han hecho necesario suspender el tratamiento.

Las más comunes fueron mareo, cefalea. Del 2% al 3% de los pacientes experimentaron fatiga y astenia. Otros efectos indeseables, observados en menos del 2% de los pacientes, fueron hipotensión, hipotensión ortostática, síncope, náuseas, diarrea, calambres musculares, erupción cutánea y tos. Con menos frecuencia, se han observado disfunción renal, insuficiencia renal y oliguria.

Tos: durante el empleo de IECAs se ha observado la aparición de tos, que característicamente es seca, persistente, y cesa al suspender el tratamiento. Se debe considerar esa posibilidad en el diagnóstico diferencial de la tos.

Hipersensibilidad / edema angioneurótico: ha habido raros casos de edema angioneurótico de la cara, las extremidades, los labios, la lengua, la glotis y/o la laringe (ver Precauciones).
Otros efectos colaterales que se observaron en muy raros casos durante los ensayos clínicos controlados o después de la introducción del producto en el mercado, fueron:

Cardiovasculares: infarto de miocardio o accidente cerebrovascular, posiblemente secundarios a hipotensión excesiva en pacientes de alto riesgo (ver Precauciones), dolor en el pecho, palpitaciones, trastornos del ritmo cardíaco, angina de pecho.

Gastrointestinales: ileo, pancreatitis, insuficiencia hepática, hepatitis hepatocelular o colestática, ictericia, dolor abdominal, vómito, dispepsia, estreñimiento, anorexia, estomatitis.

Sistema nervioso y efectos psíquicos: depresión, confusión, somnolencia, insomnio nerviosismo, parestesias, vértigo.

Respiratorios: infiltrados pulmonares, broncoespasmo/asma, disnea, rinorrea, dolor de garganta y ronquera.

Cutáneos: diaforesis, eritema multiforme, dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens- Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, pénfigo, prurito, urticaria, alopecia.

Otros: impotencia, rubefacción, disgeusia, tinnitus, glositis, visión borrosa.

Se ha observado un complejo sintomático que puede incluir fiebre, serositis, vasculitis, mialgia/miositis, artralgia/artritis, anticuerpos antinucleares, aumento de la velocidad de sedimentación globular, eosinofilia y leucocitosis. También puede haber erupción, fotosensibilidad u otras manifestaciones cutáneas.

Hallazgos de laboratorio:
Rara vez ha habido alteraciones clínicamente importantes de las pruebas de laboratorio usuales en asociación con la administración de enalapril. Se han observado aumentos de la urea sanguínea, la creatinina sérica, los enzimas hepáticos y/o la bilirrubina sérica, que por lo general cesaron al interrumpir la administración de enalapril. También ha habido casos de hiperpotasemia, de hiponatremia, y de disminución de la hemoglobina y del hematocrito.

Desde la salida del producto al mercado ha habido un pequeño número de casos de neutropenia, trombocitopenia, depresión de la médula ósea y agranulocitosis en los que no se pudo excluir la posibilidad de una relación causal con el tratamiento con enalapril.

4.9. Sobredosificación
La manifestación más notoria de dicha sobredosificación que se ha observado hasta ahora ha sido hipotensión arterial intensa, a partir de unas seis horas después de la ingestión de los comprimidos (por el bloqueo del sistema renina angiotensina), y estupor.

El tratamiento recomendado de la sobredosificación es la administración de solución salina isotónica por venoclisis. Si la ingestión excesiva de enalapril es reciente, provóquese el vómito. Se puede extraer el enalaprilato de la sangre por medio de hemodiálisis.
En caso de sobredosis o ingestión accidental, consultar al Servicio de Información Toxicológica Teléfono 91 562 04 02

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
5.1. Propiedades farmacodinámicas
5.1.1. Descripción
El maleato de enalapril es un derivado de dos aminoácidos: la l-alanina y la l-prolina. Tras su administración por vía oral, enalapril es absorbido rápidamente y transformado por hidrólisis en enalaprilato, que es un inhibidor sumamente específico de la enzima de conversión de angiotensina (ECA), de acción prolongada y sin grupo sulfhidrilo.

En un estudio multicéntrico doble ciego controlado con placebo sobre la disfunción ventricular izquierda ("Study of Left Ventricular Dysfunction” SOLVD) se determinaron los efectos de enalapril en 6.797 pacientes. En la Rama de Tratamiento se distribuyeron al azar 2.569 pacientes con todos los grados de insuficiencia cardíaca sintomática (principalmente leve a moderada, de las clases II y III de la New York Heart Association), y en la Rama de Prevención se distribuyeron al azar 4.228 pacientes con disfunción ventricular izquierda asintomática. Los resultados combinados demostraron una disminución del riesgo global de sufrir trastornos isquémicos importantes. Enalapril disminuyó la incidencia de infartos de miocardio y el número de hospitalizaciones por angina de pecho inestable en los pacientes con disfunción ventricular izquierda.

Además, en la Rama de Prevención enalapril evitó significativamente el desarrollo de insuficiencia cardíaca sintomática y redujo el número de hospitalizaciones por esa causa.
En la Rama de Tratamiento, la adición de enalapril al tratamiento convencional disminuyó significativamente la mortalidad total y las hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca y mejoró la clase funcional de la NYHA.

Además, en un estudio similar sobre 253 pacientes con insuficiencia cardíaca intensa (clase IV de la New York Heart Association), enalapril mejoró los síntomas y redujo la mortalidad significativamente.

Las propiedades cardioprotectoras de enalapril fueron demostradas en estos estudios mediante los efectos beneficiosos de supervivencia y retardo en la progresión de la insuficiencia cardíaca en pacientes con insuficiencia cardíaca sintomática; retardo en el desarrollo de la insuficiencia cardíaca sintomática en pacientes asintomáticos con disfunción ventricular izquierda; y la prevención de episodios coronarios isquémicos en pacientes con disfunción ventricular izquierda, disminuyendo específicamente los episodios de infarto de miocardio y reduciendo las hospitalizaciones debido a angina pectoris inestable.

5.1.2. Mecanismo de Acción
La enzima de conversión de la angiotensina (ECA) es una peptidildipeptidasa que cataliza la conversión de la angiotensina I en la sustancia presora angiotensina II. Una vez absorbido, enalapril es transformado por hidrólisis en enalaprilato, sustancia que inhibe la ECA. Esta inhibición da por resultado una disminución de la angiotensina II en el plasma, lo cual ocasiona un aumento de actividad de la renina plasmática (al suprimir el mecanismo de retroacción negativa para la liberación de renina) y una disminución de la secreción de aldosterona.

El ECA es idéntico a la quinasa II, por lo que enalapril también puede bloquear la degradación de la bradiquinina, un potente péptido vasodepresor. Sin embargo, aún no se ha determinado la participación de esa acción en los efectos terapéuticos de enalapril.

Aunque se cree que el mecanismo por el que enalapril disminuye la presión arterial es principalmente la inhibición del sistema renina-angiotensina-aldosterona, que tiene un papel fundamental en la regulación de la presión arterial, enalapril tiene acción antihipertensiva aún en los casos de hipertensión con renina baja.

5.1.3. Propiedades farmacodinámicas
En pacientes hipertensos, enalapril disminuye la presión arterial tanto en decúbito como de pie, sin aumentar significativamente la frecuencia cardíaca.

Los síntomas de hipotensión postural son poco frecuentes. En algunos pacientes, la reducción óptima de la presión puede requerir varias semanas de tratamiento. La interrupción brusca del tratamiento con enalapril no se ha asociado con un aumento rápido de la presión.

La inhibición efectiva de la actividad de la ECA suele ocurrir dos a cuatro horas después de la administración de una dosis de enalapril por vía oral. Generalmente, la actividad antihipertensiva se inicia al cabo de la primera hora, y la disminución máxima de la presión ocurre de cuatro a seis horas después de la administración. La duración del efecto es dependiente de la dosis, pero a las dosificaciones recomendadas los efectos antihipertensivos y hemodinámicos se han mantenido durante 24 horas por lo menos.

El tratamiento antihipertensivo con enalapril produce una regresión significativa de la hipertrofia del ventrículo izquierdo, con conservación de su función sistólica.

En estudios hemodinámicos realizados en pacientes con hipertensión esencial, la disminución de la presión arterial, se acompañó de una reducción de la resistencia arterial periférica, con aumento del gasto cardíaco y poco o ningún cambio de la frecuencia cardíaca. Tras la administración de enalapril aumentó el flujo sanguíneo renal, pero no cambió el índice de filtración glomerular. No hubo indicios de retención de sodio o de agua. Sin embargo, generalmente dicho índice aumentó en los pacientes que lo tenían bajo antes del tratamiento.

La administración de enalapril por tiempo prolongado a pacientes con hipertensión esencial e insuficiencia renal puede ir acompañada de una mejoría de la función renal, manifestada por un aumento del índice de filtración glomerular.

En estudios clínicos a corto plazo en pacientes diabéticos y no diabéticos con afección de la función renal, se observaron disminuciones de la albuminuria, de la excreción urinaria de IgG y de proteínas totales tras la administración de enalapril.

Cuando se administra enalapril asociado a un diurético tiacídico, sus efectos antihipertensivos son por lo menos aditivos. Enalapril puede reducir o evitar el desarrollo de la hipopotasemia inducida por tiacidas.

El tratamiento con enalapril no suele tener efectos adversos sobre las concentraciones plasmáticas de ácido úrico.

El tratamiento con enalapril ha tenido efectos favorables sobre las fracciones lipoproteicas del plasma, y efecto favorable o nulo sobre las concentraciones de colesterol total.

En pacientes con insuficiencia cardíaca tratados con digital y diuréticos, el tratamiento con enalapril oral se asoció con disminuciones de la resistencia periférica y de la presión arterial. El gasto cardíaco aumentó, mientras que la frecuencia (que suele estar elevada en la insuficiencia cardíaca) disminuyó.

También descendió la presión capilar pulmonar en cuña. Mejoraron la tolerancia al esfuerzo y la intensidad de la insuficiencia cardíaca valorados según los criterios de la New York Heart Association. Todos los efectos se mantuvieron durante el tratamiento prolongado.

Los datos clínicos muestran que enalapril redujo la frecuencia de arritmias ventriculares en pacientes con insuficiencia cardíaca, aunque se desconocen los mecanismos subyacentes y la importancia clínica de este efecto.

5.2. Propiedades farmacocinéticas
Enalapril administrado por vía oral se absorbe rápidamente y alcanza concentraciones séricas máximas en el término de una hora. Basándose en su recuperación en la orina, la fracción de enalapril que se absorbe del enalapril administrado por vía oral es del 60% aproximadamente.

Tras su absorción, enalapril se convierte rápida y extensamente por hidrólisis en enalaprilato, que es un potente inhibidor del ECA. El enalaprilato alcanza concentraciones máximas en el suero de tres a cuatro horas después de la administración de una dosis de enalapril por vía oral. El enalaprilato es excretado principalmente por vía renal. Los componentes principales en la orina son enalaprilato, que representa aproximadamente el 40% de la dosis administrada, y enalapril intacto. Excepto por su conversión en enalaprilato no hay indicios de ninguna otra transformación metabólica significativa de enalapril. La curva de concentración sérica de enalaprilato muestra una fase terminal prolongada, asociada al parecer a su unión con el ECA. En sujetos con función renal normal, las concentraciones séricas de enalaprilato alcanzaron su estado de equilibrio al cuarto día de administración de enalapril. La semivida efectiva para la acumulación de enalaprilato tras la administración de dosis repetidas de enalapril por vía oral es de 11 horas. La absorción de enalapril no se modifica por la presencia de alimentos en el aparato digestivo. El porcentaje de absorción y de hidrólisis de enalapril es similar con todas las dosis terapéuticas recomendadas.

5.3. Datos preclínicos sobre seguridad
Para determinar el grado de inocuidad de enalapril, se investigó ampliamente su toxicidad general en ratones, ratas, perros y monos. Enalapril tiene una escasa toxicidad aguda. Su DL50 por vía oral en ratones y ratas es de 2.000 mg/kg aproximadamente.

En perros, una dosis única de 200 mg/kg ocasionó la muerte al cabo de tres o cuatro días, mientras que una dosis única de 100 mg/kg no produjo ninguna alteración evidente en un período de dos semanas.

Se administraron a ratas 10, 30 ó 90 mg/kg/día de enalapril por períodos de hasta un año. Con todos los niveles de dosificación se observaron ligeras disminuciones del promedio de aumento del peso corporal. El nitrógeno ureico del suero aumentó en las ratas que recibieron 30 ó 90 mg/kg/día, pero no se apreciaron cambios histológicos relacionados con el medicamento en los riñones. Hubo cambios ligeros en los electrolitos, que consistieron en aumentos muy pequeños del potasio sérico con la dosificación de 90 mg/kg/día y disminuciones muy leves del sodio y de los cloruros incluso con la dosificación más baja de 10 mg/kg/día. En el estudio de tres meses de duración aumentó ligeramente el promedio de peso de los riñones y disminuyó un poco el promedio de peso de los corazones a todos los niveles de dosificación, pero esos cambios no persistieron en el estudio de un año.

No se observaron cambios histológicos causados por el medicamento en las ratas, por lo que las variaciones de peso de esos órganos fueron atribuidas a cambios funcionales. Las ratas que recibieron durante un mes 90 mg/kg/día de enalapril y solución salina fisiológica en lugar de agua para beber no presentaron la disminución del promedio de aumento de peso corporal ni el aumento de nitrógeno ureico del suero que se observaron en las ratas que recibieron la misma dosificación y agua corriente para beber. Hubo una marcada potenciación de la toxicidad de enalapril en ratas que recibieron 90 mg/kg/día y una dieta deficiente en sodio, que se reflejó en mayor mortalidad, pérdida de peso, considerable aumento del nitrógeno ureico, la creatinina y el potasio en el suero, degeneración tubular renal y ligera disminución de los cloruros en el suero.

Los principales signos de toxicidad en perros que recibieron 30 mg/kg/día o más de enalapril fueron cambios funcionales renales que ocasionaron la muerte, los cuales incluyeron degeneración tubular, aumentos del nitrógeno ureico y de la glucosa de la sangre y disminución de los cloruros del suero. Con la dosificación de 90 mg/kg/día, muy tóxica para los perros, hubo también aumentos de las transaminasas y/o de la fosfatasa alcalina del suero, con alteración grasa del hígado y necrosis hepatocelular muy leves o ligeras. Los perros que recibieron 15 mg/kg/día hasta por un año no mostraron ningún trastorno atribuible al medicamento.

La administración de solución salina (25 ml/kg dos veces al día) por sonda gástrica a perros que recibían 60 mg/kg/día de enalapril dio por resultado una marcada disminución de la toxicidad en comparación con los perros que no recibieron solución salina.

Los monos que recibieron hasta 30 mg/kg/día de enalapril durante un mes no mostraron cambios relacionados con el medicamento.

Según los estudios mencionados, la toxicidad de enalapril está relacionada principalmente con sus efectos farmacológicos. No se conoce el mecanismo preciso de la principal alteración tóxica, la degeneración tubular renal, pero se cree que es debido a una hipotensión intensa y prolongada, es decir, a una exageración del efecto terapéutico. Se ha comprobado que la administración complementaria de solución salina puede disminuir la toxicidad de enalapril y atenuar su efecto hipotensor. Esto apoya la teoría de que su toxicidad está relacionada con la hipotensión que produce, y habla en contra de un efecto tóxico directo de enalapril sobre las células de los tubos renales. El posible papel de la hipotensión como causa primaria de la toxicidad se ve apoyado también por el hecho de que la combinación de enalapril con hidroclorotiazida aumenta el efecto hipotensor y potencia la toxicidad. Enalapril no produjo lesiones renales en ratas que recibieron 90 mg/kg/día durante dos años, ni cambios atribuibles al medicamento en perros (que son más sensibles a sus efectos) que recibieron 15 mg/kg/día durante un año. Esto demuestra que enalapril tiene un adecuado margen de seguridad.

6. DATOS FARMACÉUTICOS
6.1. Relación de excipientes
enalapril aphar 5 mg comprimidos:
carbonato de magnesio, lactosa monohidrato, celulosa microcristalina (PH 101), celulosa microcristalina (PH 102), carboximetilalmidón de sodio tipo A, almidón de maíz, tribehenato de glicerol, palmito estearato de glicerol, estearato de magnesio, sílice coloidal anhidra, talco.

enalapril aphar 20 mg comprimidos: carbonato de magnesio, lactosa monohidrato, celulosa microcristalina (PH 101), celulosa microcristalina (PH 102), carboximetilalmidón de sodio tipo A, almidón de maíz, tribehenato de glicerol, palmito estearato de glicerol, estearato de magnesio, sílice coloidal anhidra, talco, óxido de hierro rojo, óxido de hierro amarillo.

6.2. Incompatibilidades
No se han descrito.

6.3. Periodo de validez
2 años

6.4. Precauciones especiales de conservación
No almacenar a temperaturas superiores a 25 ºC.

6.5. Naturaleza y contenido del recipiente
Blister de Aluminio/aluminio en las 2 especialidades

enalapril aphar 5 mg comprimidos
Envases con 60 comprimidos.

enalapril aphar 20 mg comprimidos
Envase con 28 comprimidos.

6.6. Instrucciones de uso y manipulación
No requiere instrucciones especiales.

7. NOMBRE O RAZÓN SOCIAL Y DOMICILIO O SEDE SOCIAL DEL TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN
LABORATORIOS LITAPHAR, S.A.
C/Orendaundi 9.
20730 Azpeitia, Guipúzcoa

8. NÚMERO DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN
ENALAPRIL APHAR 5 mg comprimidos EFG 65.064
ENALAPRIL APHAR 20 mg comprimidos EFG 65.063

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN
Octubre 2002

ENALAPRIL APHAR 5 mg 60 comprimidos EFG: PVP-IVA: 3,72€
ENALAPRIL APHAR 20 mg 28 comprimidos: EFG: PVP-IVA: 6,41€

^ subir | « volver

  Privacidad y Seguridad
Línea de atención al cliente 902 999 771
 
  Laboratorios Litaphar · litaphar@litaphar.com
C/Orendaundi, 9 · 20730 Azpeitia · Guipúzcoa
Tel.: 902 999 771 · Fax: 902 999 881